Omnicanalidad, el medio de respuesta para todo tipo de cliente

 

 

Gran parte del éxito y posicionamiento de las empresas depende de su capacidad para adaptarse a los cambios tanto sociales como generacionales. Es por eso que los modelos de negocios deben tener aristas joviales y conservadoras, es decir, que incluyan formatos con enfoques y características que se adapten a generaciones que van desde los Baby Boomers hasta la Generación Z.

La estrategia de comunicación entre la empresa y el cliente, debe estar diseñada con una apariencia personalizada para que quien haga uso del servicio se sienta identificado y encuentre soluciones eficaces con herramientas de uso cotidiano. En este sentido, un informe de Forrester Research revela que el 60% de los consumidores que se vinculan con empresas establecen el contacto por múltiples canales (omnicanal) que incluye: correo electrónico, sitio web o fanpage, teléfono móvil (mensaje de texto y WhatsApp) y llamadas.

La forma de comunicarse e informarse de las personas denota las características de cada generación y el medio de comunicación de su preferencia, es por ello que un mismo producto puede tener diferentes tipos de clientes o consumidores y por ende la empresa debe contar con distintos canales para su atención.

Atención Telefónica cuenta con el servicio de omnicanalidad como medio de respuesta, es decir, sin importar por qué medio de contacto se acerque su cliente es posible darle respuesta y tener detalle de toda la información brindada previamente, desde quien solicita presupuestos e informes generales hasta quienes desean hacer aclaraciones, contrataciones o cancelaciones de manera inmediata, además de que cualquiera de los métodos son 100% medibles.

A continuación compartimos los ejes del funcionamiento de la omnicanalidad:

  1. Integración de los canales: Contar con distintos medios para ofrecer respuestas al consumidor, no quiere decir que la información se va a modificar por lo que hay que homologar la información en todos los medios.
  2. Continuidad de línea: Si el cliente solicita la información por correo, no se le puede decir que su respuesta será vía telefónica, se debe tratar en todo momento que la comunicación se mantenga en el canal que aborda el cliente.
  3. Funcionamiento total: Parte del éxito de la omnicanalidad consiste en tener activos todos los canales que indican “contacto”, es decir, que por el medio que el cliente se comunique esté activo y cuente con una respuesta oportuna.

ATEL ofrece servicios que se adaptan a las necesidades de cada negocio y personalizan cada mensaje que el cliente recibe.

Si usted desea abrir más canales de comunicación con sus clientes Atención Telefónica cuenta con servicios de contacto omnicanal para que su empresa ofrezca una atención personalizada a cada tipo de cliente y se adapte a las necesidades de su industria y negocio a través de operadores altamente capacitados y las mejores herramientas tecnológicas.Para mayor información póngase en contacto al número  (55) 5722 0221, escriba al correo electrónico info@atencion.com o visite nuestros sitio de Atención Telefónica.